Hasta el momento se han instalado seis de estas estructuras de pequeño tamaño en el Cerro de San Vicente y una de grandes dimensiones en el Parque Arqueológico del Botánico

Una de las principales características del proyecto LIFE Vía de la Plata, que creará un gran corredor verde a través de los 6,9 kilómetros del trazado de esta antigua vía romana a su paso por Salamanca, es la promoción de la biodiversidad en el municipio, como un modo de fomentar la salud urbana y la calidad de vida de sus habitantes.

Dentro de las acciones para la promoción de la fauna y la biodiversidad de este proyecto, ejercidas mediante la asistencia técnica del Centro de Educación Ambiental (CEA) Lorenzo Milani de la Casa Escuela Santiago Uno, el Ayuntamiento de Salamanca está llevando a cabo intervenciones como la instalación de un gran número de cajas nido y refugios para atraer y aumentar las comunidades de diversas especies animales que son beneficiosas para el ser humano por su contribución a mantener entornos saludables.

La concejala de Medio Ambiente, Miryam Rodríguez, destacó que actualmente estas acciones se están enfocando en la construcción e instalación de refugios para insectos, un tipo de fauna que resulta fundamental para la humanidad, en especial por su papel en la polinización de todo tipo de especies vegetales y por su contribución a la lucha biológica contra las plagas que afectan a la salud urbana.

En las últimas semanas se han instalado un total de 6 pequeños hoteles para insectos, construidos y colocados por personal técnico y alumnado de la Casa Escuela Santiago Uno y el CIPFP Lorenzo Milani en la zona del Cerro de San Vicente. En este caso, se trata de refugios enfocados exclusivamente a polinizadores, en concreto abejas que utilizan estas estructuras para criar y son totalmente inofensivas para el ser humano. Las abejas evitan las conductas ‘agresivas’ que presentan en ocasiones las obreras de las colmenas o avisperos (sociales), al ser las independientes y tener la obligación de cuidar de sus descendientes, evitando ‘enfrentamientos’ que puedan hacer peligrar a su descendencia.

Junto con estos alojamientos de pequeño tamaño, antes de verano está prevista la instalación de tres hoteles de insectos de gran tamaño que presentan diferentes estancias, construidas con materiales naturales diversos para atraer a especies con necesidades diferentes. La primera de estas estructuras se ha colocado en el Parque Arqueológico del Botánico y cuenta con una parte similar a la de los hoteles más pequeños, formada por un tocón de madera con agujeros donde las abejas puedan colocar y proteger sus huevos, un agujero que ellas mismas taponan.

Por otro lado, existen estancias con paja dirigidas o espacios con piñas y corteza para albergar especies como crisopas y mariquitas. Esta instalación ha sido la primera de las previstas, las otras dos están en proceso de construcción y se colocarán en el Parque de los Jesuitas y el Parque Miguel Delibes.

¿Por qué instalar hoteles para insectos?

 La presencia de gran variedad de especies animales contribuye a unos ecosistemas más ricos, de cuyo funcionamiento los seres humanos salimos beneficiados, de ahí la promoción de la biodiversidad que se viene fomentando desde el proyecto LIFE Vía de la Plata y que conlleva una mejora en la salud urbana de Salamanca.

La creación de estos hoteles, buscar atraer a especies de insectos benignas que pueden convivir de forma amistosa con el ser humano y que, además, suponen importantes beneficios. Por ejemplo, las abejas solitarias son polinizadoras, vitales para que la mayoría de nuestros cultivos fructifiquen y, sin ellas, la humanidad colapsaría. Otras de las especies que atraen este tipo de refugios son las mariquitas, un valioso insecto que contribuye a luchar contra el pulgón de forma biológica y efectiva, del mismo modo que las crisopas, otro de los huéspedes bienvenidos en estos alojamientos en miniatura.

En la naturaleza, los insectos buscan todo tipo de agujerillos y galerías excavadas normalmente en madera muerta. En las ciudades resulta complicado encontrar esas pequeñas galerías tan buscadas por tantas especies beneficiosas de insectos. Los ‘hoteles’ son una forma de compensar la carencia de huecos naturales aportándolos de forma artificial y contribuyendo a su presencia en el entorno urbano.

Entradas recomendadas